¡Resiste!

La “Victoria Alada” del Monumento al Dos de Mayo‏

Publicado: 2012-05-04

Se conmemoro un aniversario mas de la heroica gesta del 2 de mayo de 1866 ante la escuadra española en el puerto del Callao, recordamos también que gracias a este glorioso evento, el gobierno peruano al día siguiente del mismo, decidió la edificación de un monumento que recuerde esta fecha. Ganadora de un concurso internacional realizado en París, la columna conmemorativa ganadora, fue expuesta en los Campos Eliseos y luego traída a Lima para ser instalada en la plaza que hasta hoy lleva su nombre. La corona una escultura de la diosa de la victoria Nike o también llamada la "Victoria Alada", sin embargo hay un detalle que pocos conocen respecto a esta escultura y que pasamos a detallar en el siguiente articulo. 

Este monumento es obra conjunta del escultor León Cugnot y del arquitecto Edmond Guillaume, y tras ser elegida por un jurado internacional fue expuesta durante algunos meses en los Campos Eliseos de París, tal como vemos en fotos mas abajo. El comisionado del gobierno peruano en la elección del monumento y en su posterior traslado a Lima fue don Pedro Gálvez Egusquiza, diplomático y hermano del héroe de este combate, don José Gálvez. El escribió desde París que la estatua "de un mérito sobresaliente" tenía dimensiones demasiado grandes, por lo que consideraba era necesario modificar el decreto que fijaba su tamaño, proponiendo fundir una nueva más pequeña, aunque destacaba que "juzgo que no debería destruirse la actual para solo aprovechar del material, que no saldría la quinta parte de lo que vale la estatua, sino que se podría dar a la estatua sobrante otra colocación, sea en el Museo Nacional, sea en el Callao [...]"

 

 Las sugerencias de Gálvez fueron aceptadas y se resolvió pagar una nueva estatua de la Victoria, emprendiendo los escultores su tarea en 1873, año en que la primera, de grandes dimensiones, ya se encontraba en Lima. Finalmente, en 1874 el citado Gálvez remite desde Bruselas los planos para el pedestal de la nueva estatua que quedaría erigida en Lima, siendo inaugurada por toda la ciudadanía y las corporaciones principales de la ciudad el 29 de julio de 1874.(1)

 

 Entonces, hasta aquí tenemos que la escultura original que se exhibió en París no es la misma que vemos hoy en la plaza Dos de Mayo, sino otra muy parecida y de dimensiones inferiores. Hay que agregar que la escultura original era de bronce brillante. Entonces acá nos toca preguntarnos: ¿donde esta la escultura original? 

Para dar respuesta a esta pregunta, tenemos que trasladarnos a los aciagos días de la invasión chilena a Lima, donde ya se ha documentado que muchos bienes culturales fueron trasladados a Santiago, pues lo mismo ocurrió con esta escultura que fue encontrada embalada en cajones en el Callao y trasladada también al país del sur. Las circunstancias de este hecho se relatan como sigue: 

Salvador Soto, un letrado voluntario del regimiento de Cazadores a Caballo dotado de una particular sensibilidad, recorrió la ciudad de Lima ocupada, observando sus monumentos, para disfrutar del simple goce estético, quedando extasiado con el de La Victoria en el Callao, por considerar que era "el que más despierta el espíritu".   

Lo que nuestro testigo desconocía era la intrincada historia que tras ese monumento se ocultaba. Relegada al puerto del Callao donde, según La Patria de Lima, los dos cajones que la contenían enfrentaban un constante deterioro, pues estaban expuestos a la intemperie y se habían convertido en verdaderos urinarios públicos, pudriendo los maderos de sus cajas: "el ángel o fama, que es de bronce, tiene ya descubierta la cabeza, el seno y la parte de los brazos, y no se nota que su color natural de bronce o amarillo, se va poniendo negro por efecto de la oxidación que le va cayendo".   

Fue en estas condiciones que la encontraron las fuerzas chilenas de ocupación del Callao, cuyo jefe político y militar era el coronel José Francisco Gana, originario de Talca, quien decidió remitirla a esa ciudad. A fines de julio de 1881, el intendente de Talca escribía al ministro del Interior comunicándole que efectivamente el coronel Gana había "remitido", para embellecer la ciudad y como recuerdo de los triunfos en combate del regimiento homónimo: 

"Una bella estatua de bronce que representa la Victoria para que se sirva ponerla a disposición del pueblo de Talca y colocarla en el lugar que lo crea conveniente, a fin de que represente eternamente las glorias adquiridas por nuestro ejército y en particular las obtenidas por el heroico regimiento de nuestra provincia". 

En el mismo documento la autoridad citada informaba que la estatua había llegado "o está para llegar a Valparaíso en uno de los transportes del Estado", lo que efectivamente se produjo en la nave Miraflores 95. Unos meses más tarde en la municipalidad se discutiría el lugar de su emplazamiento 96, sin embargo, pasarían alrededor de veinte años hasta su inauguración en el centro de la ciudad a comienzo del siglo XX. (1)

 

 

 El Doctor en Historia Milton Godoy, de cuyo trabajo se ha basado este articulo, destaca también la incomodidad en muchos sectores de la opinión publica chilena, debido al "traslado" de estos bienes culturales, que eran ajenos a una conflagración bélica y que desdice del comportamiento que deben tener países llamados civilizados.

 

 

 Fuentes:

(1) "HA TRAÍDO HASTA NOSOTROS DESDE TERRITORIO ENEMIGO, EL ALUD DE LA GUERRA": CONFISCACIÓN DE MAQUINARIAS Y APROPIACIÓN DE BIENES CULTURALES DURANTE LA OCUPACIÓN DE LIMA, 1881-1883, Dr. Milton Godoy Orellana

 

 

 


Escrito por


Publicado en

VIVA EL PERU

Otro sitio más de Lamula.pe