tiene buena memoria

¿POR QUÉ CHILE AMPLIA EXTRADICIÓN CONTRA FUJIMORI?

Publicado: 2012-11-19

Gonzalo Yuseff Quirós, Jefe de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) de Chile.

Faltando tan solo veinte días para que la Corte Internacional de Justicia de La Haya de inicio a las audiencias públicas – en fase oral del 3 al 14 de diciembre próximo – en el proceso contencioso sobre el diferendo marítimo seguido entre Perú y Chile, en el vecino país del Sur se ha producido un hecho el cual desde una perspectiva geopolítica que inspira la línea de pensamiento político – estratégica chilena, en materia de seguridad y defensa, no es producto de la casualidad.

¿Cuál hecho? Veamos

El martes 13 de noviembre se conoció públicamente en nuestro país, que la Segunda Sala de la Corte Suprema de Justicia de Chile, había aprobado en última instancia al pedido de la ampliación de extradición para que el ex presidente Alberto Fujimori Fujimori, pueda ser llevado a Juicio Oral – por el Órgano Jurisdiccional peruano – en el caso denominado como “prensa chicha”.

A simple vista dicha decisión de la máxima instancia de la Justicia chilena, obedecería a una correcta aplicación de las reglas de cooperación internacional en materia Judicial, entre ambos países. Pues autorizan que al ex jefe de Estado peruano se le procese y juzgue por el delito de peculado previsto y sancionado por el artículo 384 de nuestro Código Penal, cuya pena es no mayor de ocho años de prisión. Lo cual no tendría nada de ilegal o irregular.

Pero, no es así. En esta decisión han intervenido factores relacionados a la seguridad nacional de Chile que van más allá de una simple decisión jurisdiccional. Existen poderosas razones de Estado para que la Corte Suprema haya resuelto pronunciarse, insisto, a tan sólo veinte días para el inicio de la fase oral en La Haya. Eso no es causal. No seamos ingenuos los peruanos. Ello, es producto de una acción concertada de todos los poderes del Estado chileno, reitero, por fundadas razones de seguridad nacional.

¿Por qué?

Porque un agudo sentido de la realidad nos permite resaltar que el Perú no puede ni debe ignorar y menos desconocer que Chile es un Estado dotado de una tradición geopolítica altamente profesionalizada que anticipa escenarios futuros, posibles o probables, en donde la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), juega un rol de primer orden, pues orienta y guía la toma de decisiones del Estado chileno en función de objetivos Nacionales. Particularmente en el caso de la demanda peruana ante la Corte de La Haya.

A la ANI le corresponde las funciones de recolectar, evaluar y procesar información sobre la situación interna de Perú, con el objetivo de producir inteligencia (conocimiento útil y oportuno) para asesorar al presidente Sebastián Piñera y a los diversos niveles superiores de conducción del Estado. Esto, para proteger su soberanía nacional que consideran dizque afectada por la supradicha demanda.

El Director de la ANI, desde el 01 de abril de 2010, es el abogado y magister en Lógica y Filosofía de las Ciencias, Gonzalo Yuseff Quirós, quien a su vez preside el Comité de Inteligencia que es una instancia de coordinación técnica entre los organismos que conforman el Sistema de Inteligencia del Estado.

Recordemos que Yuseff Quirós[1], entre los años 2004 al 2010, ha sido miembro del Ministerio Público chileno, ejerciendo el cargo de Fiscal Ajunto de Quillota. Y renunció a dicha función cuando fue designado como Director de la ANI.

Su paso por la Fiscalía y los casos penales que tuvo a su cargo, lo definen como una persona formada para la confrontación. Para desenvolverse en medio de los contradictorios que, se dan en las causas penales donde interactúan dos partes en contienda: el Ministerio Público que presenta el caso y la defensa técnica que busca desvirtuar la tesis del Fiscal.

En consecuencia, conoce perfectamente lo que son los procesos penales como los procedimientos de extradición y tratados que lo rigen. Sabe medir los tiempos para emitir resoluciones Judiciales y los efectos que ellas producen en la sociedad, tanto más cuando se trata – nada menos- de un ex primer mandatario peruano. Cuyo caso ha sido materia de dicha decisión Jurisdiccional en función del interés nacional chileno. Con el objetivo de causar el mayor daño posible y producir el efecto deseado de generar una mayor polarización política en el Perú. Esa es la estrategia de la ANI.

Ahora bien, si partimos del hecho objetivo que en el “Libro de la Defensa Nacional de Chile 2010”, se sostiene como posición oficial del Estado, que la demanda peruana, sobre el diferendo marítimo, “no tiene méritos ni fundamento”, le corresponde a la ANI utilizar todas sus capacidades para proteger lo que Chile considera forma parte de su soberanía nacional.

En esa línea de pensamiento, el Director de la ANI, sabiendo además que, según una encuesta publicada por el diario El Mercurio, el 73 % de chilenos a nivel nacional rechazan ceder un espacio marítimo al Perú, así la Corte de La Haya nos dé la razón en su fallo, tiene que haber recomendado un curso de acción.

Claro está, después que la División de Análisis y Planificación, que es la más importante de las cinco divisiones con que cuenta la ANI, analizó el actual escenario político peruano y los factores de perturbación internos en nuestro país.

¿Cuál es el escenario peruano según la ANI?

En base a las reglas de la experiencia en el campo de la inteligencia estratégica, considero que el análisis estratégico formulado por la ANI, tendría que haber partido del hecho que el Perú, pese al desarrollo económico alcanzado, desde la perspectiva de su seguridad en el ámbito interno, presenta un cuadro situacional muy complicado que tiene políticamente bastante polarizado y muy violento al país debido a los siguientes hechos objetivos que necesariamente han sido materia de evaluaciones por sus analistas:

Primero, el accionar de la red terrorista Sendero Luminoso que opera en el VRAEM, la cual viene causando, en lo que va del presente año, serios reveses y fiascos operaciones a las fuerzas de seguridad que han perdido la iniciativa y cada vez son sorprendidas con mayor frecuencia. Hecho que estimo es evaluado también por la estrategia militar chilena.

Segundo, la presencia del MOVADEF en Chile como un organismo de fachada senderista, que además viene desarrollando una intensa campaña proselitista en universidades, colegios, academias, sindicatos, magisterio y asentamientos humanos de nuestro país. Sin que el gobierno disponga de una estrategia integral para enfrentar dicha amenaza.

Tercero, el crecimiento desmesurado del narcotráfico y delitos conexos que constituyen una de las más graves y peligrosas amenazas, pues el Perú se ha convertido en el primer país productor de hoja de coca, así como el primer país exportador de cocaína, lo cual ha incrementado los niveles de consumo interno y los índices de violencia por la presencia del fenómeno del sicariato introducido por los carteles del narcotráfico mexicano.

Cuarto, la inseguridad ciudadana en Lima y las principales ciudades del interior del país, situación que genera zozobra y temor en la ciudadanía debido a la ola de robos, asaltos al paso, secuestros, violaciones y otros hechos que han convertido al Perú en uno de los países más violentos de la región.

Quinto, el fenómeno de la neoviolencia de las masas como son los casos de Conga, La Parada y Bagua, en donde turbas violentas causan daño a la propiedad pública y privada y agreden en una dimensión inédita al personal policial debido a la irracionalidad con que operan como actores no estatales internos asimétricos.

A dicho escenario de riesgos y amenazas de orden interno que constituyen factores de perturbación a la seguridad y tranquilidad ciudadana, se agregan dos hechos de gran connotación que vienen polarizando políticamente a la ciudadanía, los cuales tienen una gravitación de singular importancia en el contexto nacional. Uno de los cuales es de interés para la política y la estrategia militar chilena. Pues ha sido de su manejo por el Poder Judicial de dicho país.

¿Cuáles hechos?

Primero, el proceso de revocatoria a la Alcaldesa de Lima, señora Susana Villarán, que por mandato del Jurado Nacional de Elecciones se dará en marzo de 2013, hecho que ha incrementado la efervescencia y el antagonismo político entre los vecinos de la capital peruana. Situación que favorece a Chile pues nuestro frente interno está dividido.

Segundo, el pedido de indulto humanitario para el ingeniero Alberto Fujimori Fujimori, presentado por sus hijos adjuntando los medios probatorios con los cuales acreditan que la salud del ex jefe de Estado se encuentra muy deteriorada pues es un paciente de alto riesgo para una recurrencia de cáncer.

La citada petición formulada por la familia Fujimori - Higuchi, a favor de su progenitor, cuenta con el apoyo mayoritario de la opinión pública nacional, situación que trata de ser revertida – debido al odio inmortal contra Fujimori – por sus adversarios políticos.

En efecto, los representantes de las ONGs derechohumanistas  y su aparato mediático, junto con la izquierda caviar y la jurásica, han desatado – en su contra – una intensa campaña en los medios que le son afines ideológicamente, con el claro propósito de sensibilizar a la ciudadanía para tratar de mermar el apoyo al ingeniero Fujimori, y claro está, lograr con dicha presión política  que el presidente Ollanta Humala Tasso, no le otorgue el indulto humanitario solicitado. Ese es el objetivo político buscado por estos adversarios.

Evidentemente, dicha situación de confrontación se viene agudizando a medida que, tanto la campaña mediática ofensiva (por los antifujimoristas) como la defensiva (por los partidarios de Fujimori), ha ido creciendo y copando las noticias y las primeras planas en los medios de comunicación durante los últimos 30 días.

Dicho escenario confrontacional que polariza al país, ha sido advertido indubitablemente por los analistas de la ANI, al ser de dominio público. Pues constituye una información accesible a cualquier persona en los tiempos de la Internet y del auge de la inteligencia de fuente abierta.

Entonces, la mejor estrategia chilena para sacar ventaja de dicha situación, es incentivando ese conflicto interno en el Perú. ¿Cómo? Añadiendo un elemento externo de perturbación a dicha confrontación – el cual sea de su manejo – y que sirva a la parte opositora peruana, contra Fujimori, como un argumento de ataque para escalar el conflicto al máximo nivel.

Y con ello lograr dividir como polarizar a nuestro país, con temas internos, antes del inicio de la fase oral en La Haya. Así como mantener latente el conflicto durante los próximos meses pues son sabedores que con la ampliación de la extradición, habrá un nuevo juicio oral público contra el ex presidente Fujimori en fecha aún indefinida. Entonces el tema tiene para buen tiempo. Eso es precisamente lo que quieren los chilenos.

Con lo cual la jugada les salió maestra. Pues nos tendrán enfrentados internamente por obra y gracia de la ANI, cuyo Director Gonzalo Yuseff Quirós, en su calidad de abogado vinculado a los órganos judiciales de su país, ha sido el inspirador del pronunciamiento de la Segunda Sala de la Corte Suprema de Chile.

Cabe mencionar que los ministros integrantes de dicho Colegiado son los magistrados Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Kunsemuller, Haroldo Brito y Jorge Lagos, quienes han procedido – primero – como ciudadanos chilenos  en apoyo al interés nacional de su país, antes que como magistrados. Esa es la realidad monda y lironda. Ya lo sabemos.

El odio contra Fujimori de los abogados rábulas y sus adláteres les ha hecho perder la perspectiva de esta realidad geopolítica chilena, pues están enceguecidos con el fetichismo de la norma y no ven más allá de sus narices, lo que constituye una real amenaza de orden externo contra la seguridad nacional peruana.

No debemos olvidar que las FFAA de Chile se encuentran en la línea de frontera con nuestro país. Están bien equipadas. Bien entrenadas. Hábilmente balanceadas. Con propósitos estratégicos definidos. Se encuentran expeditas y siempre listas para actuar. Sólo les falta el Día “D” y la Hora “H” para cumplir con cualquier misión que se les asigne. No vaya a ser que nos vuelvan a dar una nueva sorpresa estratégica como lo hicieran en la Guerra del Pacifico.

Por tradición las Fuerzas Armadas de Chile sólo entienden un idioma: “ACCION” y solo respetan una palabra: “FUERZA”.

Los peruanos no debemos olvidar que la victoria favorece a los que se preparan para los momentos difíciles. Y desde luego que vendrán ¿Qué esperamos?. Dejemos de odiarnos entre nosotros.

[1] Montesinos, Vladimiro: “El discreto encanto del jefe de la Inteligencia chilena”, publicado en facebook, el martes 15 de marzo de 2011 a las 20:04.


Escrito por


Publicado en

VIVA EL PERU

Otro sitio más de Lamula.pe